El ajuste negativo de Chicago y el deterioro de las primas sigue haciendo bajar el valor de la soja para los agricultores uruguayos. Con el cierre de este lunes en Chicago había referencias locales sobre US$ 330 por tonelada cuando un mes y medio atrás se pudo vender a US$ 380 por tonelada.

El importante volumen de oferta de ganado disponible en el mercado fue absorbido de buena forma por la industria frigorífica que registra altos niveles de faena. Durante la semana pasada, del domingo 29 de enero al sábado 4 de febrero, se faenaron en Uruguay 48.790 vacunos, 51,5% fueron vacas y 46,6% novillos.

Rusia planea prohibir temporalmente las importaciones de carne  de Nueva Zelanda a partir del 6 de febrero después de encontrar ractopamina en algunas muestras, dijo el jueves en un comunicado el regulador de seguridad agrícola de Rusia, según informó la agencia Ruters.

El mercado del ganado gordo se mantiene ágil y firme. Las entradas se mantienen cortas, promediando una semana, con la faena que se mantiene alta, mientras los precios ganaron unos centavos.