Los valores en el mercado del gordo se afirman más y se llegan a hacer negocios entre US$ 3,10 y US$ 3,15 por kilo en cuarta balanza en el caso de los mejores novillos, cometó a Conexión Agropecuaria un consignatario consultado.

Las subas en precio son más “violentas” y acompañan al importante descenso del ganado disponible. El abasto retomó la demanda con fuerza y lidera en precio frente a la exportación.

Las mejores vacas, de 230 kilos de carcasa, se aproximan a los US$ 2,80. Pero se manejan precios de hasta US$ 2,65 por algunas.

“Lo esperable es que el pico de precios se de en agosto, donde va a quedar algún compromiso de negocios para cumplir, los ganados de corral no han terminado ciclo de engorde, comentó el consignatario Gustavo Basso en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) incrementó ocho centavos su referencia general para novillo gordo hasta US$ 3,09 por kilo a la carne y siete a la de la vaca hasta US$ 2,71. En los novillos especiales de abasto subió cinco hasta US$ 3,07 y los de exportación ocho a US$ 3,12.Los valores en pie aumentaron dos centavos hasta US$ 1,59 y US$ 1,32 en novillo y vaca, respectivamente.

Las vaquillonas gordas vieron aumentos de tres y cinco centavos hasta US$ 1,53 y US$ 2,90, respectivamente.

En ovinos la única categoría que vio un ascenso fue el cordero pesado, cuya referencia subió un centavo hasta US$ 3,28. En el cordero se mantuvo en US$ 3,26, el borrego en US$ 3,25, el capón US$ 3,03 y la oveja US$ 2,78.

Las entradas de ganado a planta están cortas, pueden ir de cuatro a cinco días en algunas plantas a 10 en otras. Son más ágiles para los novillos. Esta semana será complicada en cargas por las lluvias. Este lunes algunas tuvieron que ser reprogramadas. “Los ganados que estén sobre ruta podrán tener algún premio adicional en una situación de necesidad que tenga que pagar industria. Hay muchas intendencias con problemas ya que no se puede transitar por caminos departamentales”, destacó el consignatario.

La actividad de faena de la semana pasada estuvo acortada por el feriado nacional de 18 de julio y abarcó a 42.593 vacunos, 2% menos que en la anterior pero 1% más en términos interanuales. Creció la faena de novillos hasta 21.498 cabezas, 6% y 4% en las comparaciones respectivas, y superó a la de vacas, que fue de 19.804, 9% y 3% menor.

Frigorífico Tacuarembó fue la planta que faenó más con 3.396 reses. Lo siguieron Pul con 3.301, Carrasco 3.101, Breeders & Packers Uruguay (BPU) 3.079, Canelones 2.645, San Jacinto-Nirea 2.430, Las Piedras 2.325, Ontilcor 2.084, Establecimientos Colonia 1.927 y Cledinor 1.881. Tacuarembó también lideró en novillos, con 2.054 cabezas. Carrasco fue el que faenó más vacas con 1.613.

La faena de ovinos repuntó y más que triplicó a la de la semana previa. Llegó a 9.707 animales y superó en 5% a la de un año atrás. Se destacó la suba semanal de corderos (+316%) y totalizaron 6.783, 21% más que en la misma semana de 2015. El volumen de ovejas creció 185% en la semana hasta 2.130, pero fue 16% menor en la comparación interanual.

De ser solo cuatro frigoríficos hace dos semanas operando en lanares, en la pasada pasaron a nueve. San Jacinto-Nirea encabezó con 3.878 ovinos, segundo estuvo Las Piedras con 2.372 y tercero Sidercol con 1.133.   

Por otro lado, en la exportación los precios siguen firmes. En la semana que cerró el 16 de julio el ingreso medio por tonelada de carne vacuna fue US$ 3.427 y el promedio para las últimas cuatro semanas trepó a US$ 3.456, ubicándose 8,2% abajo en la comparación anual. En carne ovina el valor aumentó a US$ 4.496 desde US$ 3.539 en la anterior, pero cabe destacar que el volumen embarcado fue solo de 58 toneladas peso canal. El promedio móvil quedó en US$ 4.294 y se posicionó 7% abajo en la comparación interanual.

En la reposición la ACG comentó que "con disminución de oferta y la demanda más activa, mayor fluidez en la concreción de negocios".

 

 

Publicado en: Blasina y Asociados.